Adhara, Alimentación, Recetas, Vida sana, Zumos

Tarta vegana de lima, boniato y albaricoque asado

Esta tarta es vegana, sin lactosa, sin huevo, sin gluten y sin azucar añadido, pero riquísima!

A vosotros no se os ha llenado últimamente instagram, pinterest, facebook… y todas las redes sociales de estas tartas?? Como todos, nosotros comemos por los ojos, y por la pinta que tienen, prometen estar riquísimas.y además son veganas, sin huevo, sin gluten, sin azucar… lo tienen todo y tenemos la receta!

Como iniciados que somos en el mundo de la repostería creativa, primero hicimos al detalle una receta del blog de Jenny Rodríquez que era una tarta vegana tipo pie americana de plátano. Luego empezamos a crear la nuestra hasta dar con esta receta que hoy os presentamos aquí. La idea de este post es daros a entender que la gracia de esta tarta es hacerla un poco «con lo que tenemos» siempre y cuando sigamos unos pasos básicos. A nosotros nos encanta poder versionar cualquier receta y creo que vosotros agradeceréis poder versionar la vuestra con los ingredientes que tengáis.

Como ya hemos comentado en las redes sociales, no somos especialmente veganos, ni celíacos, ni diabéticos; ni tampoco sufrimos alergias a lactosa o al huevo. Pero una de nuestras misiones es enseñar a nuestra comunidad a alimentarse de la mejor manera posible, sin privarse de comer lo que quiere (ojo! con esto no estoy diciendo que nos vengamos arriba y esta tarta healthy dure dos asaltos!). Pero si podemos cuidarnos, sin sufrir, y seguir siendo golosos… mejor no?

La Base: Frutos secos + Grasas sanas

Este tipo de tortas se componen de dos partes, por un lado la base y por otro el relleno. Para hacer la base, hay que entender que se necesita por un lado frutos secos o cereales para componer el cuerpo y luego aceites o grasas que sirven de aglutinante para convertir la carne de los frutos secos en una masa. La proporción sería:

INGREDIENTES PARA LA BASE:
-150gr de frutos secos
-3/4 cucharadas de Grasas (aceites).

Nosotros para los 150gr hemos hecho un mix de harina de almendra, coco rallado, 3 dátiles, higos secos (buscar los que no tengan ni harinas, ni azucares, yo los encontré en mercadona) nueces y avellanas crudas.
Pero como ves, aquí puedes usar todo lo que quieras!
Los metemos en la batidora/picadora o procesador de alimentos con 2 cucharadas de aceite de coco y un trocito de aguacate muy maduro.
O 3/4 cucharadas de aceite de coco, o solo aguacate… a tu gusto! y a batir! a los 3/4 minutos te queda una masa compacta que esparcirás por tu molde (previamente engrasado). La nuestra quedó así…

Aplasta bien con la cuchara, hasta que te quede repartido como en la foto! (TIP! si empiezas por las paredes el molde será más fácil de construir) esta base la metemos en el horno 12-13 minutos a 180ºC. Tienes que notar como se queda un poco dorada. Mientras tanto nos ponemos con el relleno!

El relleno: Leche vegetal + harina de maíz + (hoy lima, boniato y albaricoques asados, mañana…)

Los rellenos para estas tartas consiste en hace una especie de natilla, con leche vegetal y harina de maíz y luego incorporarle lo que tu imaginación o tus recursos te ofrezcan.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:
– 1/2 Vaso de harina de maíz
– 2 Vasos de leche vegetal (nosotros somos muy, muy, muuuy fan de la leche de coco esa que viene en latas por su cremosidad y cantidad de grasas sanas, pero usa tu favorita!)


-Medio boniato asado
– 4 albaricoques, asados con los boniatos, o un poco torrados en la plancha
-Ralladura de Lima, al gusto
-Opcional, vaenilla, canela, anís, cardamomo…


Para versionar esta tarta vegana como más te guste tienes que tener en cuenta que por un lado has de hacer la «natilla» poniedo a calentar en un cazo mediano a fuego muy suave la leche vegetal y añadiendo poco a poco (tamizando) el harina de maíz y las especias (tipo vaenilla, canela, etc). Esta es la parte «obligatoria» de la receta.

Con esa natilla ya podrías rellenar la tarta vegana si quieres algo sencillo. Pero si buscas algo más elaborado, nosotros hemos asado en una bandejita boniato y unos albaricoques, para que se reblandezca todo y suelte su azucar. Luego lo ponemos en una batidora junto con la ralladura de lima y hacemos un puré que poco a poco iremos incorporando al cazo. Si te quedan grumos o no se queda una crema homogénea una vez la mezcla esté templada puedes pasarle la batidora.

Cuando decimos que puedes versionar esta torta tanto cómo tu creatividad te permita, es justo porque donde nosotros hemos puesto boniato y albaricoque, tu puedes poner peras, manzanas, platano, tè matcha, cacao puro… Te recomiento experimentar con esa «natilla» hasta que encuentres tu receta.

Una vez lista tu crema, vuélcala en la tartaleta de frutos secos que habíamos preparado al principio y dejala en el horno hasta que la crema se dore (con 20 minutos a 180ºC bastaría, pero depende del horno). Recuerda que la base ya la hemos tostado un poco anteriormente, así que no necesita una gran horneada.

Una vez la retires del horno, se va directa a la nevera durante una hora y media o dos horas para que coga densidad, (nosotros la hemos dejado 6h y la consistencia era brutal! pero no es necesario tanto).

El último punto de horneado, no es del todo nesario ya que la natilla se ha cocinado a fuego en el cazo y la base la hemos metido en el horno anteriormente, pero ayuda a la consistencia y cremosidad de la tarta. He visto muchas recetas similares en las que directamente despues de volcar la natilla en la tartaleta lo han metido en la nevera (aquí sí, mínimo 3-4h en frío). O incluso tartas muy similares totalmente RAW Vegana, que no tocan ni horno ni cazo caliente (igual hacemos una!).

La magia y versatilidad de esta receta es lo que me ha impulsado a escribir este post tannnn largo. La idea no es que aprendáis a hacer nuestra tarta, si no que experiementeis en vuestras cocinas laboratorios hasta dar con una creacion completamente vuestra. Eso sí, me escribes y la compartes!!

Nosotros la hemos acompañado de un Autumn y nata de coco sin azúcar (casera tmb!)

AUTUMN SQUEEZE
Zumo de Zanahoria, manzana y limón. Cold pressed y ecológico.

Zanahoria, limón y manzana eco

Hemos acompañado nuestra tarta vegana de este zumo y las similitudes, aunque no son muy obvias, son fáciles de asociar: la zanahoria y el boniato tienen una procedencia y unas texturas muy similiares en el paladar con puntos de sabor a tierra dulce. Por otro lado el toque del albaricoque en esta receta es muy similar al de la manzana en nuestro zumo ecológico. Y por último la lima de la tarta vegana y el limón de nuestro zumo prensado en frío le da un punto refrescante y exótico a los sabores tan tradicionales del resto de ingredientes.

No lo hemos hecho aposta, pero no podríamos haber elegido mejor mix!!!
Nos lo pedimos para una merienda saludable o un desayuno muy healthy!


Te ha gustado?? pues… Dímelo!!!

Hace unas semanas hicimos también esta tarta vegana de Té matcha
Para más recetas, siguienos en instagram, es donde más activos somos publicando contenido. Si te gustaría recibir un lote de nuestros zumos en casa desde ESTE LINK puedes pedirlos y te los enviamos refrigerados el día que mejor te venga!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *