Adhara, Alimentación, Dietas, Vida sana

Tu camino hacia la vida sana

Dime si te ves reflejado en lo siguiente: ¿Te entra un sueño mortal después de comer? ¿Te estás resfriando a menudo este invierno? ¿Te despiertas muchas veces por la noche y te cuesta horrores levantarte? ¡No estás sola! Yo también estaba hecho una basura… hasta que cambié mi alimentación. Por fin, logré tener una vida sana.

Interesante

Nunca me preocupó en exceso lo que comía y siempre mantuve un peso correcto. Pero llegó un momento en que me notaba tan cansado y tenía tan poca energía que decidí hacer algo. Leí un libro sobre deporte y alimentación y me decidí a probar lo que en él se recomendaba. Los resultados fueron sorprendentes.

¡Vaya cambio en solo dos semanas!

Pasadas dos semanas, me notaba con mucha más energía. Empecé a dormir del tirón, como en la vida había dormido. Se acabó lo de pasar minutos y minutos atrasando la alarma. Me despertaba como un cohete. El asma que padecía prácticamente había desaparecido. Perdí dos kilos de peso. Dije adiós al café de después de las comidas porque, sencillamente, ya no lo necesitaba. Iba enchufado hasta que llegaba la hora de dormir. Pasado un mes y medio, en el trabajo me notaba más lúcido y con mejores ideas.

VIda sana

¿Influye la alimentación en una vida sana?

Cuando pensaba sobre los cambios tan brutales que había experimentado en apenas unas semanas, alucinaba. ¿De verdad que cambiar lo que se come puede afectar tanto? ¿Dónde quedaba eso que nos habían contado nuestras abuelas y madres toda la vida, que hay que comer de todo? ¿Realmente alimentos que se venden muy a menudo y pasan controles sanitarios son perjudiciales?

La realidad es que sí, que hay muchas cosas que tienes a tu alcance que no son buenas. Y suena increíble que, cambiando lo que se come, se pueda mejorar tantísimo. Y aquí solo hablo de sensaciones, de despertarte mejor, dormir a pierna suelta. De no sentir un sueño tremendo durante todo el día y dar cabezadas en reuniones súper importantes.

¿Te preocupa tu salud?

Si, además, te preocupa tu salud, hay estudios que han demostrado consecuencias nefastas para el cerebro si se comen cereales y harinas refinadas a diario, por ejemplo. El azúcar industrial, añadido en muchos alimentos, aumenta el colesterol y los triglicéridos. Con ello, el riesgo de sufrir infartos. Cuando me fui enterando de esas cosas, decidí ir al médico y hacerme análisis. Quería comprobar si, además de en sensaciones, había datos que certificasen que tenía una vida sana.

Cuando los recibí no me lo podía creer. Tenía el colesterol bueno alto y el malo muy dentro de sus límites, en la parte baja. El médico alucinó. Me dijo que tenía una salud de hierro. ¡Qué diferencia con los anteriores!

¿Cómo decidí ayudar a los demás?

¿Cómo podía ser que algo tan básico y relativamente fácil de implementar lo desconociera la gente? Había que solucionarlo de alguna manera. Poner mi granito de arena. Por eso, creé Adhara. Para poner a la disposición de la gente bebidas que dan energía y son sanas. Y para poder difundir todo lo que hoy en día sabemos y hemos ido aprendiendo sobre hábitos saludables, vida sana y alimentación.

Que cambiar a una vida sana, mejorar tu nivel de energía, sentirte bien y sano, no sea una quimera. Algo que sueñes algún día con tener pero difícilmente realizable en el corto plazo. Créeme, es mucho más sencillo de lo que piensas.

¡Síguenos en Instagram! Vas a descubrir recetas, tendencias, trucos, estudios… ¡todo lo que necesitas para lograr una vida sana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *